sábado, 15 de febrero de 2020

John Eliot Gardiner en el Palau de la Música

Foto del autor

Sinfonía N.º 8 en Fa mayor, op.93 
Sinfonía N.º 9 en Re menor, op.125 

Lucy Crowe, soprano 
Jess Dand6y, contralto 
Ed Lyon, tenor 
Tareq Nazmi, bajo 
Monteverdi Choir 
Cor de Cambra del Palau de la Música catalana 
(Simon Halsey, dr. artístico; Xavier Puig, dr. pral.)  
Orchestre Révolutionnaire et Romantique 
John Eliot Gardiner, director.

En el transcurso de esta semana, con motivo del 250 aniversario del nacimiento de uno de los genios más inconfundibles de la música clásica, como es Ludwig van Beethoven (1770-1827) se ha presentado en el Palau de la Música, una integral de sus sinfonías. 

Noche apoteósica la de ayer en el Palau, lleno hasta los topes para escuchar, venerar, a uno de los grandes de la composición musical, con su sinfonía estrella, que nadie se cansa de disfrutar una y otra vez.

Interpretada por un conjunto de artistas inmejorables, músicos y voces potentes, afinados, disciplinados y entusiastas seguidores de la batuta del genial Gardiner.

Quién le sabe dar al conjunto ese toque mágico que hace de una obra, acostumbrados a escuchar con excesiva fiereza, la tonalidad adecuada para captar todas sus sutilezas.
  
Lo de utilizar instrumentos más ajustados a la realidad de la época en que fueron escritas las partituras, son detalles que no hacen a la obra una pieza antigua, como ir a un museo, si no que te hace apreciar todo lo que Beethoven sabía sacar de ellos; y además Gardiner ayuda en resituar las sinfonías en los tempos adecuados y la intensidad sonora necesaria, nada de venderse a la contundencia sonora y a la excesiva lentitud de interpretación, para darle un cariz más ampuloso.

No siendo ni un enterado ni un conocedor técnico de la materia, sí sé disfrutar de las variadas formas de presentar un concierto y aquí estamos en unas de las mejores manos.

En estos actos te sueles sentir como un poco transportado y en comunión con la especie humana, incluso podría decir que levitas un poco (Y más si estas en las butacas de la parte alta), pero por suerte, unos cuantos miembros selectos repartidos entre el público,  enseguida te devuelven a la cruda realidad en cuanto hay una pausa y poder dar rienda suelta con ostentación a esas ansias por toser y otras cosas que parece se han estado reprimiendo durante todo un movimiento, algunos ni siquiera llegan a ese intervalo, para dar rienda suelta a sus coronavirus. Es una cruz que nunca me cansaré de denunciar.

En fin, dejo constancia aquí, de haber disfrutado de una velada inolvidable, de las que se recuerdan y disfrutan, durante mucho tiempo, es aquello de poder decir:  
  “Yo estuve ahí” cuando... 


Barcelona, 15 Febrero 2020  

viernes, 14 de febrero de 2020

New Orleans Second Line

 Fotos del autor




Con este título se da paso a lo que ha sido un concierto de homenaje dedicado a los segundones, a los que se apuntan a la fiesta tras la barrera, los que la disfrutan sin más, apartados de aplausos y bises.
  
Pensemos en los que mueven el esqueleto, o cantan y aplauden, sin formar parte del espectáculo, pero lo viven tan intensamente como cualquiera de los que están en primera línea. 

Una Jam session” de jazz vibrante, alegre y alocado, con todo lo bueno que tiene la improvisación y el estar en un local de reducido tamaño y mucha proximidad vecinal. 


Los temas se han ido desgranando a un ritmo tan elevado como el de la música interpretada.

Apoteósico final con todos desfilando, (excepto claro está el pianista y el bajo) escaleras abajo para despedirse, público y músicos. 




Un concierto, otro más, de los que crean afición por una música que casi podríamos decir es un estado de vida. 





Barcelona, 14 Febrero 2020 

lunes, 3 de febrero de 2020

SALA AIXELÁ (1959-1975)


SALA AIXELÁ
La Virreina Centre de la Imatge




Exposición de indudable mérito, sobre el mundo de la fotografía en nuestro país, durante los grises años de la dictadura. Presentado a través de uno de los centros donde se formó y abasteció en espíritu de conocimiento sobre esta rama de la cultura visual.




Centrada en la Sala Aixelá, que estuvo operativa como lugar de exposiciones del mundo fotográfico en el período 1959-1975, nos muestra este negocio de fotografía y lo que hizo por popularizar y dar entidad a esta técnica de mostrar el arte de la captación de imágenes ya fueran estáticas o en movimiento, pues también estuvo muy didáctica en el mundo cinematográfico.





Una exposición que me retrae a los años mozos en los que solía quedarme asombrado ante las maravillas expuestas en sus escaparates. Ni que decir tiene que sus exposiciones no siempre eran bien comprendidas o seguidas por los mortales comunes, no adentrados en el mundo novedoso de los diversos conceptos de lo que representaba la cultura fotográfica.

























Fue un referente en lo que representaba adentrarse en la sociedad moderna, que atisbábamos con cierta envidia por encima de la tapia que había en los Pirineos.




Barcelona fue por aquellos penosos años, la punta de lanza en cuanto a modernidad se habla, de las tendencias que se cocían en otros países europeos.




















Barcelona, 2 Febrero 2020