domingo, 29 de enero de 2017







Obra de café teatro, en el que el público con su complicidad, hace el juego que la intérprete va proponiendo.

Una obra fresca, desinhibida, ágil, con los clichés pertenecientes a las obras de pequeño formato, hechas para distraer y proporcionar un buen rato a todos los que nos acercamos por ahí.

Una actriz que se hace dueña del espectáculo, con su saber hacer y con unos personajes a los que les tiene tomada totalmente la medida.

Una pollera, una concejala de cultura, una dependienta de unos grandes almacenes, una puta, una yonqui semi desenganchada, una solitaria llena de fantasmas, una ex monja.

Unas mujeres caricaturizadas, no podía ser de otra manera, que gracias a la colaboración del público, nos van metiendo en el espectáculo, del cual salimos habiendo disfrutado a base de bien.

Una buena manera de pasar el rato y de reírnos, a través de la obra y sus estereotipos, de nosotros mismos junto con nuestra sociedad.

Evidentemente es del todo recomendable darse una vuelta por este pequeño teatro, muy acogedor, para poder ver esta obra.


Sarrià, 29 Enero 2017.


4 comentarios:

  1. Aquí si que me animaría a ir, el teatro me encanta.

    Y esta obra parece entretenida.

    De mayor ya sabes lo que quiero verdad?

    Gracias, Alfred.

    Besines.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El teatro es lo qué más se acerca a la literatura ;)
      Es muy entretenida.
      Sí, lo sé, yo también.
      Gracias Livy.
      Besines.

      Eliminar
  2. Pues me alegra que hayas disfrutado.
    Besos.

    ResponderEliminar